*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Centro de Lima: comerciantes denuncian perjuicio por cierre de calles

Dirigentes de jirón de la Unión y Mesa Redonda se mostraron incómodos con la restricción de vías, pues aseguran que sus ventas se están viendo afectadas.

Los comerciantes del Centro Histórico de Lima expresaron hoy su malestar por el cierre de calles producido en los últimos días debido a la disolución del Congreso y acusaron que estas medidas de seguridad han incidido negativamente en sus negocios.

Según Salvador Ode, miembro de la Asociación de comerciantes del jirón de la Unión, cada vez que hay una marcha o restricción de calles por actividades el Damero de Pizarro, sus ventas se ven seriamente afectadas por la falta de clientes.

Esto - asegura - les genera un gran perjuicio económico que repercute en dificultades para pagar sus impuestos a la Sunat. “Nos están perjudicando. Cuando dejamos de pagar es porque se deja de vender, pero la Sunat quiere que se les entregue a ellos primero. Quiere ser el número uno en cobrar las deudas”, afirmó.

El dirigente advirtió que, cuando se da este escenario de cierre o restricción vehicular, la única calle que tiene movimiento es el jirón de la Unión porque el resto (Rufino Torrico, Caylloma, Azángaro y Lampa) “están muertas”.

En tal sentido, pidió que se les de facilidades de pago a los contribuyentes del Damero de Pizarro. “Tenemos derecho al tránsito y al trabajo. Que nos dejen trabajar, no estamos pidiendo absolutamente nada más”, precisó.

Mesa Redonda

La sensación que experimentan los comerciantes de Mesa Redonda es similar a la de sus pares en el Centro Histórico. De acuerdo con Román Nazario, dirigente de la zona, el problema en su caso ha sido el cierre de calles realizado por la Municipalidad de Lima en un operativo para erradicar ambulantes en agosto de este año.

“Cuando se quiere controlar al informal colocan rejas que perjudican a los comerciantes formales, no dejan que acceda nuestra mercadería en horario normal ni facilitan el libre tránsito de personas”, advirtió.

Agregó que desde el gremio de comerciantes son conscientes de la responsabilidad que tienen para ofrecer al público un lugar ordenado y seguro, pero el alcalde Jorge Muñoz no atiende sus pedidos de diálogo para entablar una mesa de trabajo.

“Hemos pedido tres reuniones y hemos logrado la mediación del Arzobispado de Lima para instalar una mesa de trabajo y el señor Muñoz hasta el momento no nos responde. Solo accedemos a las gerencias que nos ponen una mecedora”, afirmó.

“Viene la campaña navideña, donde podemos tener mejores ingresos, y nos encontramos enrejados por la municipalidad, afectados en nuestro derecho de libre tránsito, sin poder ingresar mercadería”, apuntó.

TE SUGERIMOS LEER