*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Aprueban en España una ley que prohíbe el maltrato y muerte del toro en las corridas

La medida prohibe la muerte de los animales durante los espectáculos taurinos, así como su daño físico o psíquico.
En caso de incumplimiento, se contemplan multas de hasta 100.000 euros.

España. El Parlamento de la región española de Baleares (archipiélago mediterráneo) aprobó este lunes una ley que prohíbe expresamente maltratar y matar a los toros, por lo que no se podrán emplear en las corridas ni banderillas, ni estoques, ni puntillas.

Con la nueva norma, aprobada con los votos de los partidos de izquierda y la oposición del Partido Popular (centroderecha) y Ciudadanos (liberal), los toreros solo podrán emplear el capote y la muleta.

Prohibida la tortura

La Ley de Corridas de Toros y Protección de los Animales de las Islas Baleares establece que, en cada corrida, solo se puedan torear tres animales durante un tiempo máximo de 10 minutos cada uno. Los animales después volverán a los corrales y luego a sus ganaderías de origen.

"Los únicos utensilios" de los que podrá servirse el torero en su faena y sus auxiliares son el capote y la muleta, pero "ningún instrumento punzante que pueda provocar heridas o la muerte del toro", al que tampoco se podrán lanzar objetos.

Finalizado el espectáculo, el personal veterinario hará un reconocimiento de los toros para "comprobar su estado sanitario y el bienestar del animal" y se reflejarán en el acta las incidencias, como posibles lesiones, para que se adopten las medidas correspondientes.

No más sangre en las corridas

La proposición de ley, presentada y defendida por los partidos que apoyan la gestión del gobierno regional, el Partido Socialista, los econacionalistas de MÉS y Podemos (izquierdista), también establece que se haga un control antidopaje a los animales y a los toreros. Además, en las fiestas tradicionales con toros fuera de las plazas no se podrán utilizar cuerdas, ni palos, ni cualquier utensilio que dañe al animal. En ningún caso se le podrá matar.(EFE)