*

Conmoción por brasileño que confesó el cuádruple asesinato de sus tíos y primos

Joven reveló que mató a sus familiares porque "sentía un odio irrefrenable y algo le decía que tenía que matarlos”.
Patrick Gouveia, a su llegada a la Comandancia de Guadalajara, en España.

El brasileño François Patrick Nogueira Gouveia confesó el asesinato de sus tíos y los dos hijos de éstos, dos niños de 4 y 1 años, en la localidad española de Pioz, crimen por el que el juez decretó su ingreso en prisión.

Víctimas El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Guadalajara, centro este de España, ratificó la prisión provisional comunicada y sin fianza para Nogueira Gouveia, a quien se le imputa como presunto autor de dos delitos de homicidio en las personas de Marcos Campos Nogueira y Janaína Santos Américo, y dos delitos de asesinato sobre los dos menores, "todo ello sin perjuicio de posterior calificación en función del avance de la instrucción".

El diario El Español señala que "Patrick estaba enfadado con su tío porque rechazó que fuese con ellos a vivir a su nuevo hogar". Y ello "por oposición de Janaína, debido al acoso personal al que estaba siendo sometida por Patrick unido a los repetitivos episodios psicóticos que sufría éste".

Hallazgo de cuerpos: La Guardia Civil encontró en bolsas de plástico los cadáveres de los cuatro el pasado 18 de setiembre, después de que un vecino alertara del mal olor que emanaba del chalé en el que vivían Marcos Campos y su familia. François Patrick tenía previsto volver a Brasil el 16 de noviembre, pero al día siguiente del macabro hallazgo, cambió su billete apresuradamente para regresar a Brasil el 20 de setiembre.

Regresó para confesar delito: El hombre se fue de Brasil el martes pasado diciéndole a sus padres que volvía a España “para aclarar las cosas”. La única que sabía que realmente venía dispuesto a confesar el crimen de cuatro miembros de su familia era su hermana Hanna Nogueira Gouveia, abogada, la misma que le había adelantado el billete de regreso a Brasil para que volara el pasado 22 de septiembre, dos días después de que la Guardia Civil hallase los cadáveres degollados y descuartizados de sus tíos en un chalé de Pioz (Guadalajara).

Durante la comparecencia ante el juez instructor, el brasileño reconoció parcixalmente los hechos, admitiendo la autoría de las muertes, aunque no la forma en la que las llevó a cabo. Por lo que, el investigado ingresará "de forma inmediata" en el Centro Penitenciario de Alcalá Meco, cercana a Madrid.

Condena. Sobre las posibles penas en caso de que ratifique su culpabilidad ante el juez, la fiscal jefe dijo que según el Código Penal español los asesinatos de niños menores de 16 años están penados con prisión permanente revisable. En este sentido, señaló que se entiende que el agravante de alevosía concurre en los asesinatos de los niños, mientras que en el caso de los asesinatos de los dos adultos habrá que esperar para determinar si concurre esta circunstancia.