*

Ébola: pacientes se recuperan tras recibir suero experimental

Médicos suministraron dosis de Zmapp, un fármaco en fase de pruebas contra la enfermedad, que aún no tiene cura.
Referencial

El británico afectado por el virus del ébola ingresado el pasado lunes en un hospital en el norte de Londres evoluciona favorablemente después de ser tratado con el fármaco experimental ZMapp, informaron sus familiares.

William Pooley, de 29 años, muestra "buenos signos" siete días después de ser aislado en el Royal Free Hospital de Londres, tras haber sido repatriado desde Sierra Leona, donde residía y contrajo el virus.

"Está mucho mejor de lo que pensábamos que estaría. Ha recuperado el apetito", dijeron a la cadena pública sus padres, que confían en que la recuperación de Pooley sea completa a largo plazo.

El pasado lunes, los médicos suministraron al británico la primera dosis de Zmapp, un fármaco en fase de pruebas contra una enfermedad para la que todavía no existen vacunas ni tratamientos aprobados.

Se trata del mismo suero que se suministró a dos estadounidenses que acabaron sobreviviendo a la enfermedad.

Otros dos pacientes tratados con ZMapp no han sobrevivido, entre ellos el religioso español Miguel Pajares, si bien los científicos creen que el carácter avanzado de la infección en esos casos pudo ser decisivo.

El responsable clínico de enfermedades infecciosas del centro donde permanece ingresado Pooley, Michael Jacobs, subrayó que los médicos dejaron "absolutamente claro" al paciente y su familia que se trata de un medicamento "experimental".

PACIENTES EN LIBERIA TAMBIÉN SE RECUPERAN

Dos sanitarios infectados por el virus del ébola en Liberia y que fueron tratados con el medicamento experimental Zmapp, se han recuperado por completo de la enfermedad y ya han sido dados de alta, informó hoy el Gobierno liberianos.

Los dos pacientes que han logrado superar la enfermedad, que ya ha causado al menos 1.552 muertos en África Occidental, son Kandy Kobbah, una asistente de médico, y Sengo Oneoga, un doctor congoleño, precisó un comunicado gubernamental.

Tras recibir el alta, la presidenta liberiana, Ellen Johnson Sirleaf, se reunió con los dos pacientes para trasladarles su alegría por su recuperación.

El doctor Oneoga estuvo trabajando en Liberia durante los últimos tres años y se infectó mientras practicaba en un centro de tratamiento para pacientes de ébola en Monrovia, la capital liberiana.

Por su parte, Kobbah aseguró a la presidenta que su recuperación no significaba el final de su servicio médico y que pensaba regresar al área de Kakata, donde trabajaba cuando fue infectada por el virus, para ayudar a la gente "en estos tiempos tan difíciles".

"Como Gobierno, tenemos que hacer todo lo que está en nuestro poder para mantener seguros a los trabajadores de salud, ya que salvan vidas", aseguró la presidenta.

Así, reiteró el compromiso de las autoridades de mejorar las condiciones de trabajo de los empleados de salud en todo el país.

El ZMapp, que nunca antes había sido probado en humanos, fue suministrado por primera vez a dos ciudadanos estadounidenses contagiados en Liberia, el médico Kent Brantly y la misionera Nancy Writebol, quienes ya recibieron el alta médica tras recuperarse de la enfermedad.

Liberia recibió el suero experimental después de que la presidenta lo solicitara a las autoridades estadounidenses el 8 de agosto dentro de sus esfuerzos para combatir la epidemia, que ya ha causado la muerte de al menos 694 personas en el país, según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud.

[MIRA TAMBIÉN: TODO LO QUE DEES SABER DEL VIRUS ÉBOLA]

Hasta el momento, el medicamento se ha mostrado eficaz en experimentos en primates, si bien los científicos no han confirmado hasta qué punto contribuye a la curación en humanos.

El 47 por ciento de los infectados por la cepa de ébola que azota África Occidental, que ha matado a más de 1.500 personas en el último brote, ha sobrevivido sin que se administrara el medicamento.

El ébola, que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

Ésta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central.

Con información de EFE