*

El conmovedor llanto de un rescatista tras salvar a una bebé en Siria

."¡Está viva!", gritó el rescatista mientras lloraba desconsoladamente y sostenía a la bebé de 30 días de nacida.
Gracias a esta acción, Kifah y otros rescatistas, apodados Cascos Blancos fueron nominados al Premio Nobel de la Paz de este año por salvar a miles de civiles en Siria.

Un rescatista estalló en llanto luego de salvar la vida de un bebé que se encontraba entre los escombros de su hogar tras un bombardeo aéreo en la ciudad siria de Idlib.

Las imágenes publicadas en YouTube muestran cómo Abu-Kifah se conmueve desconsoladamente luego que la pequeña lograr abrir los ojos dentro de la ambulancia. El hombre, quien pertenece a los voluntarios de la Defensa Civil Siria, se abrió paso entre las piedras y los restos del edificio donde estaba a la menor.

En la grabación se capta el momento en el que los rescatistas se acercan a la bebé, la cual está cubierta de polvo y restos de sangre. El hombre, llorando, repite varias veces “Querido Dios” y "¡Está viva!" mientras subía la ambulancia juntos la niña, de 30 días de vida, que comenzó a llorar luego del trauma y por el dolor de sus heridas.

Gracias a esta acción, Kifah y otros rescatistas, apodados Cascos Blancos fueron nominados al Premio Nobel de la Paz de este año por salvar a miles de civiles en Siria.