*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

España: joven revela cómo fue violada a los 8 años por Testigos de Jehová

La mujer de 29 años denuncia que fue agredida sexualmente y coaccionada por la congregación religiosa para callar hace 21 años. La justicia abrió una investigación.
Tuvieron que pasar 21 años para que la trágica historia de Noelia Piris llegue a la opinón pública.

Un nuevo caso de abuso sexual que involucra a la colectividad religiosa ha conmocionado en España. Noelia Piris, una joven de 29 años, reveló que fue violada a los 8 años cuando ella y su familia formaban parte de la congregación Testigos de Jehová en Barcelona.

Rompió su silencio

En declaraciones al diario español El Periódico, la joven comentó que en 1994 fue a la casa de sus amigas para mostrarles sus patines nuevos. Sin embargo, como no se encontraban, se quedó a solas con sus abuelos. "Noelia, vete a tu casa", le dijo la señora antes de desaparecer por las escaleras. Pero el esposo, un miembro destacado de los Testigos de Jehová e identificado en la nota como J.O., la sujetó disimuladamente por la pierna y abusó de ella.

El calvario 

El citado medio detalló así la vejación: "El hombre cogió a la pequeña y se la llevó hasta el recibidor. La situó frente a un espejo grande. Le bajó los pantalones y las bragas hasta los tobillos. Le separó las piernas y le introdujo violentamente los dedos en la vagina. Ella intentó cerrar las piernas, pero el hombre se las abrió de nuevo por la fuerza".

Fue coaccionada con el castigo del cielo

Tras ser agredida por su vecino, Piris le contó a su madre lo ocurrido. Su familia recurrió a los ancianos (nombre que reciben los líderes de la secta) para que se inicie una investigación contra J.O., quien admitió parcialmente los hechos y dijo que la niña exageraba porque solo habían sido "dos palmadas en el trasero".

La joven comenta que fue sometida a cinco interrogatorios y en todos estos los ancianos no creyeron en sus palabras. Finalmente, los líderes de la secta le dijeron que si contaba a alguien lo sucedido, "Jehová dejaría de quererla y se quedaría sin paraíso". Hasta le prohibieron acudir a un psicólogo. "Me sentí completamente sola, abandonada, antepusieron su religión a mí", recuerda Noelia.

"Lo que vino después fue mucho peor"

Al recordar el suceso que le cambió la vida hace 21 años, Noelia Piris revela que un año después de ser violada comenzó a tener pesadillas y a sufrir ataques de ansiedad. Además, "con el paso de los años se consumó su fracaso escolar, su salud empeoró, desarrolló la enfermedad de Crohn (que consiste en la inflamación crónica de cualquier componente del aparato digestivo) e intentó suicidarse a los 19 años", agrega el medio.

Investigación

La Guardia Civil de España ha iniciado una investigación tras recibir la denuncia de Noelia. La querella también ha llegado al juzgado de instrucción número 33 de Barcelona, que estudia ahora si los delitos cometidos, tanto por el presunto pederasta denunciado como por su congregación, han prescrito.