*

Estado Islámico asegura que derribaron el avión ruso con una pequeña bomba casera

Los yihadistas explicaron que la decisión fue adoptada después de que"los rusos decidieran apoyar al régimen de Bachar al Asad en la guerra contra los musulmanes de Siria".
EFE

El grupo terrorista Estado Islámico aseguró que derribó el avión ruso sobre la península egipcia del Sinaí con 224 personas a bordo el pasado 31 de octubre con una lata de refresco cargada de explosivo, que fue introducida a bordo del aparato.

1. BOMBA CASERA

En el último número de la revista propagandística que el grupo edita en inglés, "Dabiq", los yihadistas muestran una imagen del supuesto artefacto explosivo fabricado con una lata de refresco y lo que parece ser un detonador con un interruptor y varios cables para activar la bomba.

2. IDENTIFICACIONES DE LOS PASAJEROS

Publicaron también una fotografía en la que se ven unos documentos de identidad supuestamente pertenecientes a los pasajeros del Airbus A321, que el grupo habría recogido en el lugar del siniestro antes de que llegaran las fuerzas de seguridad egipcias.

"Después de haber descubierto la forma de poner en evidencia la seguridad del aeropuerto de Sharm al Sheij y de haber decidido derribar un avión de alguna nación de la coalición occidental liderada por Estados Unidos contra el Estado Islámico, el objetivo (del ataque) fue cambiado al avión ruso", explica el EI.

3. ¿POR QUÉ LO HICIERON?

Los yihadistas detallan que la decisión fue adoptada después de que el 30 de septiembre "los rusos decidieran apoyar al régimen de Bashar al Assad en la guerra contra los musulmanes de Siria".

4. PERO...

Sin embargo, los radicales no explican cómo consiguieron introducir la bomba casera en el avión, ni cómo la detonaron. Tampoco precisan si fue activada desde el aparato por alguno de sus miembros. (EFE)

SÍGUENOS EN FACEBOOK:

Aficionados no respetaron el minuto de silencio por las víctimas de los ataques de París, antes de un partido amistoso contra Grecia.

Posted by Capital on miércoles, 18 de noviembre de 2015