*

Hace 32 años este hombre salvó al mundo de una destrucción definitiva

Gracias a este hombre, el mundo se salvó de una posible tercera guerra mundial y un holocausto nuclear.
EFE

Stanislav Petrov, teniente coronel en retiro de la Fuerza de misiles estratégico del Ejército ruso, que durante la guerra fría evitó lo que podía haber acabado en una guerra nuclear entre EE.UU. y la Unión Soviética.

1. CONTEXTO

La Guerra Fría estaba en su máximo apogeo y la tensión entre EEUU y la URSS era mucho más grande, tras el derribo de un avión civil surcoreano por parte de cazas soviéticos, con americanos a bordo. Stanislav Petrov se encontraba al mando del bunker Serpukhov-15 en Moscú, desde donde se monitorizaban los cielos soviéticos

2. LA AMENAZA

Tal como informó el portal Errores Históricos, el protocolo indicaba que sí se registraba una amenaza en forma de misil nuclear, el oficial al mando debía rápidamente ordenar un primer contraataque contra suelo americano e informar a las autoridades. Y es así que sucedió. El ordenador captó un misil militar lanzado desde EEUU con dirección a Moscú. Minutos después, informaron de un segundo misil, luego de un tercero, un cuarto y un quinto.

3. LA ELECCIÓN DE PETROV

El teniente coronel tenía para elegir entre seguir su instinto de que se trataba de un error o lanzar la respuesta nuclear hacia suelo americano, tal como ordenaba el protocolo. Optó por lo primero, y cuando pasaron los minutos se dieron cuenta que había sido un error que se produjo por un raro alineamiento de rayos solares y nubes que los ordenadores interpretaron como un misil. Así, se evitó una posible tercera guerra mundial y un holocausto nuclear.

4. RECONOCIMIENTO

Para sus superiores, Petrov había desobedecido el protocolo de seguridad y había dejado en mal lugar al sistema, por lo cual lo jubilaron muy temprano con una pensión de 200 dólares al mes. Pero cuando se supo la historia, Petrov recibió reconocimientos y homenajes hasta de la ONU.