*

Restaurante expulsó a niña porque sus cicatrices "espantaban a clientes"

Victoria, de tres años de edad, perdió un ojo tras sufrir el ataque de tres perros pitbull el pasado mes de abril.
Facebook Victorias Victories

Increíble. Hace tres meses la pequeña Victoria sufrió el ataque de tres perros pitbull. Ahora, ya recuperada, tuvo que soportar la discriminación de un restaurante que consideró que sus cicatrices "espantaban a los clientes".

La denuncia fue difundida por los padres de la niña de tres años a través de la página de Facebook   que crearon para recaudar fondos para el tratamiento de la menor, quien además perdió un ojo y sufrió fracturas en pómulos y nariz.

Según indicaron, el jueves pasado, empleados del restaurante KFC en la localidad estadounidense de Jackson, Misisipi, pidieron a la familia retirarse porque supuestamente la apariencia de la niña no gustaba a otros comensales.

Al respecto, la cadena de restaurantes anunció que se está investigando el caso “muy seriamente”. “Tenemos cero tolerancia para este tipo de acciones hirientes e irrespetuosas hacia nuestros clientes”, indicaron.