*

Sismos de 5,3 y 5,5 grados sacuden el sur de Chile

El Centro Sismológico de la Universidad de Chile señaló que no se reportaron daños a personas, servicios o infraestructura.
Referencial/USGS

Dos temblores, de 5,3 y 5,5 grados de magnitud, sacudieron las regiones del Maule, Bío Bío, La Araucanía y Los Ríos, en el sur de Chile, sin ocasionar víctimas o daños de consideración, según dijeron las autoridades.

El primer seísmo, de 5,3 grados Richter, ocurrió a las 20.06 horas (23.06 GMT) y su epicentro se localizó 43 kilómetros al suroeste de Arauco y a unos 580 de Santiago, en la región del Bío Bío, informó el Centro Sismológico de la Universidad de Chile.

El hipocentro de este temblor se situó a 69,1 kilómetros de profundidad, precisó el organismo, mientras el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) lo calculó a sólo nueve kilómetros bajo la superficie y le atribuyó una magnitud de 5,2 grados.

El segundo temblor ocurrió a las 20.23 horas (23.23 GMT) y su epicentro estuvo en la misma zona del Bío Bío, con una magnitud de 5,5 grados y su hipocentro a 32 kilómetros, dijo la Universidad de Chile.

En este caso, el USGS calculó una magnitud de cinco grados Richter y determinó el epicentro a 27 kilómetros bajo la superficie.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) indicó en tanto que en la región del Maule, a 300 kilómetros de Santiago, las intensidades de ambos sismos fluctuaron entre cuatro y dos grados de la escala internacional de Mercalli, mientras en algunas localidades del Bío Bío se percibieron con intensidades de entre cinco y tres grados.

En la región de La Araucanía, a 670 kilómetros de Santiago, las intensidades fluctuaron entre cuatro y tres grados Mercalli, mientras en Los Ríos, a 850 kilómetros de la capital, la intensidad fue de dos grados, dijo la Onemi.

En ambos temblores, el organismo señaló que no se reportaron daños a personas, alteración de servicios básicos o infraestructura, mientras el Servicio Hidrografico y Oceanográfico de la Armada informó los temblores no reunieron las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile.

EFE