*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Chile: la razón por la que es considerado uno de los países mejor preparado frente a sismos

Desde Estados Unidos, el consultor en gestión de emergencias de Chile explicó por qué el país sureño ha logrado reducir el impacto de la actividad sísmica.

Chile ha enfrentado a lo largo de su historia una serie de eventos sísmicos, en muchos casos catastróficos, que dejaron incalculables daños personales y materiales, como el ocurrido en el año 1906 en Valparaíso.

Estas experiencias habrían sido el punto de quiebre para que, varias décadas más tarde, el país sureño demostrara haber aprendido la lección al registrar cifras mucho menores. Un ejemplo de ello es el terremoto de magnitud 8.4 ocurrido en el año 2015, en el que los daños se redujeron considerablemente.

Es por ello que, hoy en día, Chile es considerado uno de los países mejor preparados del mundo frente a terremotos. Pero, ¿a qué se debe esta referencia? ¿Qué hizo Chile para mitigar los efectos de los movimientos telúricos?

Según Michell de L’ Herbe, consultor en gestión de emergencias de Chile, a inicios del siglo pasado se inició una investigación sismológica de sus tierras y cimientos, lo que lo convirtió en uno de los primeros países que empezó a hacer este tipo de investigaciones.

El experto explicó también que otro acierto fue desarrollar la norma sísmica, “una de las más importantes a nivel internacional”, que regula las construcciones de viviendas y edificaciones.

“Esta norma sísmica creo que ha sido un elemento relevante para establecer mayor resistencia de las estructuras al momento en que ocurre un sismo. (Esto) ha permitido registrar muy “bajos daños” en un mega terremoto como el del 2010, que fue de 8.8”, precisó.

Esta ley establece que un edificio o inmueble debe tener las características suficientes para resistir un sismo de gran magnitud. “La estructura debe resistir, puede tener daño, pero lo importante es que esa estructura no colapse. sobre todo cuando hablamos de terremotos de 8 u 8.5”, afirmó.

No obstante, resaltó la importancia de inculcar una cultura de prevención en la ciudadanía, que vaya de la mano con la seguridad de las edificaciones, pues de lo contrario, se podrían registrar incidentes lamentables pese a que las casas no colapsen.

“No basta con tener estructuras debidamente preparadas si es que las personas no van a saber comportarse al interior de ese inmueble”, enfatizó.

Chile ha enfrentado a lo largo de su historia una serie de eventos sísmicos, en muchos casos catastróficos, que dejaron incalculables daños personales y materiales, como el ocurrido en el año 1906 en Valparaíso.

Estas experiencias habrían sido el punto de quiebre para que, varias décadas más tarde, el país sureño demostrara haber aprendido la lección al registrar cifras mucho menores. Un ejemplo de ello es el terremoto de magnitud 8.4 ocurrido en el año 2015, en el que los daños se redujeron considerablemente.

Es por ello que, hoy en día, Chile es considerado uno de los países mejor preparados del mundo frente a terremotos. Pero, ¿a qué se debe esta referencia? ¿Qué hizo Chile para mitigar los efectos de los movimientos telúricos?

Según Michell de L’ Herbe, consultor en gestión de emergencias de Chile, a inicios del siglo pasado se inició una investigación sismológica de sus tierras y cimientos, lo que lo convirtió en uno de los primeros países que empezó a hacer este tipo de investigaciones.

El experto explicó también que otro acierto de los ‘mapochos’ fue desarrollar la norma sísmica, “una de las más importantes a nivel internacional”, que regula las construcciones de viviendas y edificaciones.

“Esta norma sísmica creo que ha sido un elemento relevante para establecer mayor resistencia de las estructuras al momento en que ocurre un sismo. (Esto) ha permitido registrar muy “bajos daños” en un mega terremoto como el del 2010, que fue de 8.8”, precisó.

Esta ley establece que un edificio o inmueble debe tener las características suficientes para resistir un sismo de gran magnitud. “La estructura debe resistir, puede tener daño, pero lo importante es que esa estructura no colapse. sobre todo cuando hablamos de terremotos de 8 u 8.5”, afirmó.

No obstante, resaltó la importancia de inculcar una cultura de prevención en la ciudadanía, que vaya de la mano con la seguridad de las edificaciones, pues de lo contrario, se podrían registrar incidentes lamentables pese a que las casas no colapsen.

“No basta con tener estructuras debidamente preparadas si es que las personas no van a saber comportarse al interior de ese inmueble”, enfatizó.


TE SUGERIMOS LEER

?>
SIGUIENTE NOTA
La Molina: ¿qué medidas preventivas se están tomando en el distrito para enfrentar posibles sismos?
Actualidad
La Molina: ¿qué medidas preventivas se están tomando en el distrito para enfrentar posibles sismos?
28/05/19 - Capital