*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Científicos hallan en pleno Pacífico una nueva isla de plástico del tamaño de México

Se trata de la segunda mancha de basura detectada cerca de las costas de Perú y Chile. El cúmulo de residuos supera en 1,5 veces el estado de Texas.

Algalita Marine Research Foundation, organización sin ánimos de lucro con sede en Long Beach (California, EE.UU.), ha descubierto en el oceáno Pacífico uno de los más grandes contenedores de desperdicios producidos por el ser humano. Hablamos de un gran cúmulo de plásticos detectado cerca de las costas de Chile y Perú, cuya extensión se estima en más de 2 millones de kilómetros cuadrados. Es decir, del tamaño del territorio mexicano o cuatro veces más grande que el Reino Unido.

Según informó el portal ruso RT, la organización, que llevó a cabo una expedición por el Pacífico Sur durante seis meses, realizó unos análisis con las muestras de agua que recogió de ese mar y detectó que la isla de basura es en realidad una mancha de sedimentos de micro-plásticos que son difíciles de ver.

La presencia de estas pequeñas y delgadas partículas agrava aún más la tarea de limpiar el mar. "Uno de los peligros de este tipo de contaminación de microplásticos está en el hecho de que los materiales penetren en la cadena alimenticia de las especies marinas y, de esta forma, provoquen mutaciones", informó el noticiero del citado medio.

El fundador de Algalita Marine, Charles Moore, aseguró a RT que la presencia de plástico en el mar contribuye al calentamiento de la superficie de los océanos, lo que desemboca en tormentas más grandes. "Los plásticos desechables no tienen dónde ir a parar después de su vida útil, la cual a veces dura unos minutos. Y sin un lugar para irse están llegando al mar. Los ríos y las playas están dando un montón de plástico a nuestro ambiente marino", comentó Moore. "El plástico tiene la propiedad de acumular calor en exceso y puede ser más caliente que la temperatura del aire. Entonces, puede calentar la superficie y contribuir a tormentas más grandes", finalizó.