*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Cómo reconocer un medicamento falsificado? Sigue estos pasos

¡No te dejes sorprender! Toma en cuenta estas recomendaciones y aprender a identificar un fármaco falso de manera muy sencilla.

Los medicamentos adulterados son altamente peligrosos para la salud de un paciente.

El gobierno del presidente Martín Vizcarra anunció el pasado mes de octubre la aprobación de un decreto de urgencia que establece la venta obligatoria de medicamentos genéricos en farmacias y boticas de todo el país.

La iniciativa busca garantizar el acceso a medicinas de calidad, al alcance de todos los bolsillos. Ello a fin de que la población ya no se vea en la necesidad de adquirir medicamentos de marca, cuyo precio puede llegar a ser hasta cinco veces más elevados.

Por años, esta fue la principal problemática de miles de peruanos. Muchos de ellos, en su afán por conseguir un medicamento a bajo costo, cayeron en la compra de fármacos falsos debido a su aspecto casi idéntico al producto genuino.

Según cifras reveladas por la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), a finales de enero del 2018, se decomisaron 541,720 unidades de medicamentos falsos, una cifra que superó en 26% las 400 mil unidades reportadas durante el 2017.

Frente a este panorma, y a la inminente posibilidad de que este comercio aún no ha desparecido, Milagros Gonzáles, directora técnica de Galenicum Health, brindó algunos consejos para identificar medicinas falsificadas.

Toma en cuenta el lugar de compra: Usualmente, estos ‘fármacos’ se venden en lugares no autorizados/controlados por una autoridad reguladora. Por ejemplo, en kioscos, almacenes e internet. En particular, este medio es por el cual los usuarios compran cada vez más medicamentos, siendo una puerta de entrada para productos ilegales. Según la OMS, el 50% de los medicamentos comercializados por esta vía son falsos.

Revisa el empaque del medicamento: Es importante que el envase esté en buen estado, no haya sido roto en las tapas, que no tenga raspaduras y contenga los hologramas correspondientes. Si no es así, puede que se trate de un producto adulterado. Posteriormente, debes abrir el empaque para revisar cómo se encuentra por dentro. Si se trata de pastillas, el nombre que aparece en el blíster debe coincidir con el que pidió y, además, debe contener el prospecto.

Verifica que la información sea coherente: Por ejemplo, que la fecha de vencimiento no sea anterior a la fecha en la que hace la compra. Otros datos importantes a constatar son el número de lote y el registro sanitario.

Comprueba los sellos de seguridad: Con el fin de evitar que sus medicamentos sean falsificados, algunos laboratorios han implementado diversos distintivos en los empaques de sus productos, tales como códigos de barra y hologramas. Si estos se encuentran poco visibles o están dañados, es mejor devolver el artículo. Estos mecanismos de protección deben estar intactos.

Cabe indicar que los medicamentos adulterados son altamente peligrosos para el paciente. Un fármaco que no contenga su principio activo puede perjudicar y tener incidencias fatales para la persona que lo consuma.

TE SUGERIMOS LEER