*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Glaucoma: todo lo que debes saber sobre este enemigo silencioso que te puede dejar ciego

Esta enfermedad no suele presentar síntomas en quien la padece y, si lo hace, es en estadíos terminales.

Hoy se celebra el Día Mundial del Glaucoma, una enfermedad silenciosa que afecta a 4,5 millones de personas en el mundo, pero lo más preocupante es que esta cifra podría elevarse a 11 millones para el 2020, según proyecciones de la Organización Mundial de la Salud.

Pero, ¿cómo se produce y cómo podemos detectarla? La oftalmóloga Fabiola Quezada dio algunos alcances para entender esta enfermedad y cómo puede llevarnos a la ceguera.

Tipos:

Según la especialista, existen dos clasificaciones esenciales del glaucoma. Uno es el primario, o también llamado crónico. Este, a su vez, se divide en dos tipos: el glaucoma de ángulo abierto, que concentra el 85% de los casos, y el glaucoma de ángulo estrecho, que puede provocar una súbita elevación de la presión ocular.

“Sube la presión hasta doble o el tripe. El paciente tiene un dolor tan intenso que puede tener hasta vómitos. Y si en ese momento el diagnóstico no se hace, el paciente puede perder la visión en cuestión de horas”, explicó.

La segunda clasificación, en tanto, es la del glaucoma secundario, provocado por golpes y traumatismos y derivado de enfermedades como la diabetes e hipertensión que, por lo general, suelen causar predisposición a padecerla.

Causas

La experta asegura que las causas pueden ser multifactoriales, pero en algunos casos de produce por factor hereditario. En otros, en cambio, se produce por enfermedades de origen degenerativo, como las mencionadas en el párrafo anterior.

Síntomas

Por lo general, el glaucoma es una enfermedad silenciosa, sobre todo en edad adulta. No obstante, en estadíos terminales, puede generar algunas señales como irritación, molestias con la luz y fluctuaciones de la vista.

La importancia del chequeo

Si bien la especialista dejó en claro que difícilmente esta enfermedad presenta síntomas, sí es importante realizarse un chequeo preventivo una vez al año para descartarla o, de lo contrario, empezar a tratarla para prevenir la ceguera. Ello, teniendo en cuenta que esta enfermedad no tiene cura.

Dentro del chequeo, se evalúa la agudeza visual, la presión ocular y las características del nervio óptico que es el que da vida y visión al ojo, y que tiene conexión directa con el cerebro.


SIGUIENTE NOTA
El 50% de las personas con glaucoma desconoce tener esta enfermedad que lleva a la ceguera
Actualidad
El 50% de las personas con glaucoma desconoce tener esta enfermedad que lleva a la ceguera
06/03/19 - Capital