*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Verano: conoce las enfermedades más comunes en esta temporada y cómo evitarlas

¡Cuidado! La exposición a las altas temperaturas y a espacios como playas o piscinas puede ocasionar la aparición de algunos males.

Especialista brindó algunas recomendaciones para prevenir la aparición de algunos males.

La temporada de verano es quizá una de las más esperadas por los ciudadanos, debido a la calidez de la temperatura y el abanico de oportunidades que ofrece para disfrutar de un momento de relax.

Sin embargo, en esta época del año es muy común la aparición de algunos males, ocasionados por la exposición a las altas temperaturas y a espacios como playas o piscinas sin las debidas medidas de seguridad.

El médico Luis Nieves, de la escuela de Medicina Humana de la Universidad San Juan Bautista, dio a conocer la lista de enfermedades a las que estamos expuestos en esta temporada y cómo podemos evitarlas.

1. Otitis: La otitis externa, también conocida como la “enfermedad del nadador”, se presenta con frecuencia luego de un día de playa o piscina. Ello debido a que el oído se irrita por el ingreso de agua al canal auditivo, dando paso a la producción de bacterias. Frente a ello, el especialista recomienda el uso de tapones de oídos antes de ingresar a una piscina o al mar, y al finalizar, realizar un minucioso secado de oídos, con un algodón o toalla externamente. En ningún caso lo introduzcas al canal auditivo.

2. Infecciones estomacales: En verano, las infecciones al estómago suelen producirse por ingerir alimentados en mal estado, que no fueron debidamente refrigerados; o por la ingesta de aguas no tratadas, sea en refresco o bebidas heladas (como raspadillas o ‘chups’). Para evitar este mal, basta con consumir alimentos en lugares confiables, beber agua embotellada, evitar el consumo de mayonesa sin la debida refrigeración y, la recomendación base, lavarse siempre los alimentos antes de ingerirlos.

3. Conjuntivitis: El verano es sinónimo de playas y piscinas. Muchas personas desconocen que las playas consideradas no saludables por Digesa o las piscinas no tratadas con cloro pueden albergar bacterias que irritan la membrana de los ojos, lo que produce conjuntivitis. Para librarnos de esta infección, debes acudir a playas o piscinas “saludables” y no tocarte los ojos con las manos sucias.

4. Alergias o picaduras: El verano y las altas temperaturas conllevan al incremento de insectos propios de la temporada, como zancudos y avispas, que fomentan picaduras, alergias y situaciones incómodas. Para evitar esta condición, que puede llegar a interferir en las actividades diarias, se recomienda, en el hogar u oficina, no acumular agua en recipientes expuestos; y de manera personal, emplear repelente de manera constante.

5. Quemaduras solares: En estas fechas las actividades al aire libre se incrementan y, con ello, la exposición directa a la radiación solar. Esto puede desencadenar posibles afecciones en la piel como ampollas, inflamación y hasta cáncer de piel. Para evitar estas consecuencias, se recomienda no exponerse al sol durante más de 30 minutos, aplicarse protector solar cada cuatro horas, indistintamente de encontrase en interiores o exteriores, y evitar exponerse al sol al entre las 10 a.m. y 4:00 p.m. porque en ese horario los niveles de radiación y temperatura son mayores.

TE SUGERIMOS LEER