*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Calzado para bebés: aclarando algunos mitos arraigados por generaciones

Un pediatra especialista en calzado para bebés despeja todas estas dudas sobre el uso del calzado en los pequeños.

El propósito de un calzado de bebé, cuando aún no ha comenzado a caminar, debe ser el de conservar la temperatura adecuada.

Las madres primerizas suelen recibir un sinnúmero de consejos sobre el uso de calzado para sus recién nacidos, y algunos de estos mitos se han ido transmitiendo de generación en generación.

Por ejemplo, hay recomendaciones que indican que se deben comprar calzados que ‘formen el pie’, ‘dejar siempre descalzos a los bebés’ e incluso ‘usar tallas más grandes’ para que el calzado les dure más tiempo.

¿Son buenas todas estas recomendaciones? Al respecto, el pediatra de Colloky, José Recoba, despeja todas estas dudas y aclara los mitos que existen alrededor del uso del calzado en los pequeños.

Muchas mamás creen que el pie de los bebés se forma adecuadamente a través del uso de calzados ajustados y rígidos desde que nacen. Recoba asegura que este mito no debería estar en la mente de los padres a la hora de elegir zapatos para sus bebés, ya que este es un proceso natural que se dará con el crecimiento.

Si el bebé está en casa, en donde no hace mucho frío, no es necesario que utilice calzado, sus pies deben estar libres. El propósito de ponerle un calzado al niño cuando no ha comenzado a caminar debe ser el de conservar la temperatura adecuada y protegerlos de superficies que puedan incomodarlos, evitando obstruir el desarrollo sensorial”, señala el pediatra.

Entonces, ¿cómo debe ser el calzado de los recién nacidos? En los primeros meses del bebé, cuando sus padres lo llevan de paseo, lo ideal es que sea suave, delicado, y a la vez ligero para que el niño tenga comodidad y también se proteja del frío en invierno y conserve la temperatura adecuada en verano.

Cuando el bebé comienza la etapa ‘Gateador’, el especialista menciona que los padres deben pensar en la comodidad y seguridad de los pequeños ante los daños que pueda generarse por el roce por el gateo. Para la etapa ‘Primeros Pasos’, el calzado debe ser lo suficientemente cómodo para que el pie se siga desarrollando, no debe ser muy rígido, duro o pesado.

Muchos padres primerizos optan por comprar calzados con tallas más grandes, y finalmente terminan causando incomodidad en los bebés.Una condición para saber cuál es la talla ideal es que el padre pueda introducir su dedo entre el talón y el calzado del bebé.

Finalmente, el pediatra de Colloky resalta que es vital que los padres estimulen los pies de los bebés a través de masajes, ya que esta es una zona importante para el pleno desarrollo neurosensorial de los pequeños.

Calzado para bebés