*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Claves del duelo: ¿Cómo superar la pérdida de un ser querido?

Negarse al dolor que enfrenta y aislarse solo complica la situación, por eso es mejor conversar con alguien sobre la pérdida y recordar a su ser querido.

Si el dolor no cesa y la pena ha derivado en problemas físicos, lo mejor es acudir a un psicólogo

La pérdida de un ser querido es una de las pruebas más difíciles que enfrenta un ser humano. La tristeza y el dolor que produce pueden durar varios años e incluso ocasionar alteraciones físicas si es que esas heridas no son sanadas. 

Una fuerte tendencia a aislarse, poco interés por cumplir con las responsabilidades y mucha inseguridad a la hora de tomar decisiones son también síntomas frecuentes luego de perder a alguien. Es por ello que, Waldo Sierra, experto del Camposanto Católico Parque del Recuerdo brinda algunas recomendaciones para llevar mejor su etapa de duelo: 

1.   Mantenga contacto con sus familiares o amigos. Negarse al dolor que enfrenta y aislarse solo complica la situación, por eso es mejor conversar con alguien sobre la pérdida y recordar a su ser querido. De no hacerlo podría también ponerle freno al apoyo que obtiene de ellos. 

2.    No esquive sus emociones. Después de perder a un ser querido es normal que se sienta triste, con rabia, algo frustrado e incluso agotado debido al desgaste que significa enfrentar este tipo de situación. Sin embargo, lo mejor es aceptar siempre sus sentimientos.

3.    Cuide su salud. Una de las claves para seguir adelante y hacerle frente a los pensamientos negativos es darle al cuerpo energía suficiente. Por ello, cuide su salud física y emocional, mantenga una buena alimentación, haga ejercicio y no descuide sus horas de sueño. 

4.    Hable con otras personas que afrontan pérdidas. Conversar y brindar apoyo a quienes enfrentan la pérdida de un ser querido es una de las mayores satisfacciones. Intercambiar recuerdos con personas que pasan por la misma situación es una buena forma de afrontar la partida. 

5.    No busque evadir la pena con sustitutos. Creer que la bebida o el consumo de otras sustancias es una buena forma de distraer la pena, es un error. Esto puede afectar su salud, hacer que su recuperación sea más lenta y generar nuevas afecciones. 

6.    Acudir a las fuentes vivas de la fe. La fe no protege el dolor, pero ayuda a afrontarlo. En ese sentido los valores y principios cristianos son fundamentales en la forma cómo enfrentamos la muerte y nos reconciliamos con ella, y en el significado que le damos a nuestra propia vida.

7.    De ser necesario busque a un especialista. Si el dolor no cesa y la pena ha derivado en problemas físicos, lo mejor es acudir a un psicólogo, sobre todo cuando aún es difícil enfrentar fechas como aniversarios y cumpleaños de un ser querido que ya no está. 

Cada persona tiene su propia forma de enfrentar una pérdida y de sobrellevarla. No existe una estrategia ni una receta mágica para enfrentarla; sin embargo, lo más importante es conocer nuestras propias emociones y trabajar en ellas para seguir adelante.

TE SUGERIMOS LEER