*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Cómo atender a un niño si sufre una quemadura en Navidad o Año Nuevo?

Entérate cómo debes actuar ante un caso de quemaduras en niños durante las celebraciones de fiestas de fin de año.

Según el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja, el 90 % de niños quemados proceden de otras ciudades del Perú.

Los casos de quemaduras en niños se triplican durante las festividades de Navidad y Año Nuevo, en comparación al resto del año, debido al uso inadecuado de juegos pirotécnicos, como cohetecillos, luces de bengala y fuegos artificiales. El problema suele agravarse por el desconocimiento de gran porcentaje de padres de familia sobre cómo actuar ante quemaduras de primer, segundo o tercer grado.

 Según el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja, el 90 % de niños quemados proceden de otras ciudades del Perú. Los más afectados en las fiestas de fin de año son los niños y adolescentes, entre 4 y 13 años, porque acceden con facilidad a los pirotécnicos. Una mala manipulación puede ocasionar, incluso, mutilaciones en las manos o pies, lesiones oftálmicas o auditivas.

Nora Bueno, docente de Enfermería de la Universidad de Ciencias y Humanidades (UCH), asegura que las quemaduras por mal uso de un pirotécnico son los casos más frecuentes. Una mala manipulación puede exponerlos a quemaduras de primer y segundo grado, que causan dolor, enrojecimiento, hinchazón y ampollas. Las quemaduras de tercer grado generan blanquecimiento u oscurecimiento de piel y no suelen doler.

Al activar estos productos —que contienen elementos como el carbón, azufre y de potasio, mezclados con pólvora—, generan mucho humo con partículas de metal, cuya inhalación es capaza de provocar bronquitis o neumonía. Los niños expuestos a este humo también pueden sufrir ardor en ojos, náuseas, vómitos, presión en el pecho y dificultad para respirar.

            Si su hijo sufre quemaduras de primer, segundo o tercer grado, debe seguir las siguientes recomendaciones:

  • Alejar a la persona afectada de la fuente de calor, que deberá apagarse.
  • Aplicar un chorro de en la parte lesionada durante 15 minutos.
  • No aplicar elementos orgánicos como el sillao, ya que podría infectar la lesión.
  • Cubrir la herida con gasa o un trapo limpio húmedo.
  • Acudir inmediatamente al establecimiento de salud más cercano.

TE SUGERIMOS LEER