*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Cómo cuidar a tu perro del calor durante el verano?

Recuerda que los perros no pueden regular su temperatura corporal con facilidad.

Los perros solo sudan a través de las almohadillas de sus patas.

Las altas temperaturas que se registran en la capital -y en todo el país- no solo nos afectan a las personas, sino también a los perritos que tenemos en casa. Sin embargo, a diferencia de nosotros, ellos no reducen su temperatura corporal a través de la sudoración, y esto termina convirtiéndose en un problema mayor para esos pequeños engreídos del hogar.

Así como tomamos muchas precauciones para proteger nuestra piel de los dañinos rayos solares, también debemos cuidar a nuestros compañeros de cuatro patas, ya que las consecuencias de la exposición a las radiaciones es mucho más grave en ellos que en nosotros.

Los perros no tienen tanta facilidad para regular su temperatura corporal, y tienen que eliminan el exceso de calor en su cuerpo mediante la respiración, con jadeos. Ellos solo sudan a través de las almohadillas de sus patas. Por eso queremos compartir contigo estos consejos para protegerlos del calor y que el verano sea más llevadero para ellos.

Aunque puedan sobrevivir sin comida, el agua es imprescindible, sobretodo cuando hablamos de la temporada veraniega. Procura que siempre estén bien hidratados y que tengan agua fresca a su alcance cada vez que la requieran. Podemos mezclar su agua con un poco de agua helada o algunos cubos de hielo.

Con la llegada del verano, lo primero que hacen las personas es rapar a los perros porque tienen la idea que así ‘estarán más fresquitos’. Es un tremendo error, ya que la capa de aire del pelaje les protege tanto del frío como del calor y de los rayos ultravioletas, bloqueando la luz del sol. Se puede cortar un poco su pelaje y acondicionarlo para el verano, pero no se debe rapar completamente.

También debemos evitar exponer al perro al sol durante las horas más calurosas del día. Los paseos largos y el ejercicio físico deben hacerse siempre a la primera hora de la mañana o al anochecer, es decir, cuando la temperatura sea más adecuada. Debemos tener cuidado con el ejercicio físico intenso porque ya sabemos que ellos no transpiran igual que los humanos.


SIGUIENTE NOTA
Mascotas: ¿cómo saber si estás preparado para tener una?
Tendencias
Mascotas: ¿cómo saber si estás preparado para tener una?
06/02/19 - Capital