*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Cómo tratar las alteraciones de sueño en los bebés?

Está en las manos de los padres poder detectar el tipo de alteraciones y tratarlas antes que perjudique la dinámica familiar.

Tips que fomentan hábitos para hacer dormir bien a un bebé.

El Perú es uno de los países con más incidencia en alteraciones de sueño en América Latina, con un 40% de la población adulta que presenta dificultades para dormir y alrededor de un 30% de los niños entre 6 meses y 5 años sufren de insomnio infantil.

A nivel mundial, la prevalencia de trastornos de sueño es del 46% al 50%. En América Latina, en países como Argentina, Colombia, Perú y México la población tiene una incidencia elevada en trastornos de sueño, con cifras entre el 40% y 27% en población adulta. Sin embargo, los niños no son una excepción.

De acuerdo a últimos estudios, un tercio de los niños menores de cinco años tiene algún problema del sueño. En niños mayores, los despertares nocturnos son uno de los problemas más comunes y alrededor de un 30% de los niños entre 6 meses y 5 años sufren de insomnio infantil.

Según la especialista en psicología materna infantil y fundadora del blog “Newborn Mom”, Orlenka Pflücker, en la mayor parte de los casos estas alteraciones son parte del desarrollo habitual del sueño, algunas veces también pueden ser causadas por un mal hábito y sólo a veces se debe a una causa médica. Por lo tanto está en las manos de los padres poder detectar el tipo de alteraciones y tratarlas antes que se vuelva un factor que perjudique la dinámica familiar.

Por ello, aquí te brindamos un par de tips para fomentar hábitos para dormir bien a tu bebé

1.    Rutina consistente y tranquilizante: La sobre estimulación por la noche puede dificultar que tu bebé se calme para dormir. Prueba con un baño, abrazos, cantar, escuchar música tranquila o  leer. Comienza estas actividades antes de que tu bebé esté demasiado cansado, en una habitación tranquila y con iluminación tenue.

2.    Signos de que es hora de dormir: Hay ciertos signos que vemos en nuestro bebé, que nos dicen que él/ella ya está listo/a para la cama. Lleva a tu bebé a dormir cuando lo veas somnoliento pero aún esté consciente de lo que sucede. Esto ayudará a que tu bebé relacione la cama con el proceso de quedarse dormido.
TIP: Recuerda acostar al bebé boca arriba y despeja la cuna de mantas y otros objetos blandos.

3.    Dale tiempo a tu bebé para que se tranquilice: Es posible que tu bebé llore antes de encontrar una posición cómoda y quedarse dormido. Si no deja de llorar, acércate para comprobar que esté bien y dile algo para. Es posible que el bebé tan solo necesite tu presencia tranquilizadora para quedarse dormido.
TIP: NUNCA dejes al bebé solo al iniciar el sueño, mucho menos si empieza a llorar, SIEMPRE se atiende el llanto.  Si se levanta se acompaña al bebé y se propicia nuevamente el espacio para dormir.

4.    Brinda cuidados nocturnos de manera tranquila: Cuando debas atender o amamantar a tu bebé durante la noche, utiliza luces tenues, voz suave y movimientos calmos. Esto le dirá a tu bebé que es momento de dormir, no de jugar.

Por último, recuerda siempre respetar las preferencias de tu bebé. Si tu bebé es noctámbulo o madrugador, es posible que quieras ajustar las rutinas y los horarios sobre la base de estos patrones naturales.