*

Conoce los beneficios de la lectura durante las vacaciones de verano

Esta época es ideal para que los niños desarrollen el gusto por la lectura, así regresarán a clases con mayores destrezas.

 5 beneficios de la lectura durante las vacaciones de verano

Para los niños, las vacaciones son perfectas ya que pueden jugar todo el día y no tienen que preocuparse por dormir temprano para ir al día siguiente al colegio. Sin embargo, más allá del descanso, es también la época ideal para que desarrollen el gusto por la lectura; así regresarán a clases con mayores destrezas.

Además, durante este tiempo libre, incentivar en los más pequeños el hábito de leer, trae consigo una serie de beneficios. Lucía Apolinario, consultora pedagógica y asesora de Ediciones COREFO, explica algunos de ellos:  

1. Ayuda a desarrollar su creatividad.

Mientras los niños leen, van recreando a los personajes y pasajes de la historia en sus mentes. Es en ese momento cuando desarrollan su capacidad creativa. Si por algún caso el libro que va leyendo su hijo(a) lo va desencantando y ya no lo quiere leer, no le obligue a hacerlo. Para ser creativo es indispensable que tenga sus propios pensamientos y una actitud activa durante todo el proceso lector. Esto los ayuda a ir definiendo algunos rasgos de su autoestima. Por eso, si ha decidido realizar un viaje en familia para aprovechar las vacaciones, incluya un libro para usted y pida a los niños que hagan lo mismo (los niños con hábitos lectores, por sí mismos guardan un libro en su maleta). Si bien su itinerario puede incluir una serie de actividades, procure mantener el hábito de la lectura en ellos y motívelos a leer en sus espacios libres o antes de dormir.

2. Les enseña a investigar.

Es importante que los niños lean todo tipo de textos (de acuerdo a su edad). A veces, los padres creen que solo los textos literarios son de ayuda para incentivar la lectura; en realidad, existen muchas otras formas que pueden generar en ellos interés y, de paso, potenciar su capacidad de investigar. Por ejemplo: leer con ellos los recibos de luz o teléfono, las boletas de compra del supermercado, la historia de sus juguetes, el origen y beneficios de productos comestibles, etc. Es importante hacer preguntas que conlleven a estimular la curiosidad para así iniciar el proceso de investigación. Hay que hacerlos con ellos y si hay algunos aspectos que no se entienden, explicarles cada detalle.

3. Incentiva su capacidad de decisión.

Si va a comprarles un libro, deje que sus hijos vayan a la librería con usted y que elijan el material que más les gusta, así la posibilidad de que renuncien en el camino, será menor. Muchos padres pecan en decirles lo que deben leer y les dan consejos en base a sus experiencias. Hay que ser conscientes de que ellos tienen sus propios intereses. Por eso, si permite que ellos escojan, también los ayudará a desarrollar su capacidad de decidir. 

4. Estimula su memoria.


En cada lectura, la memoria es fundamental, y a medida que los niños van comprendiendo lo que leen, esta se va estimulando. Si logra que su hijo desarrolle el hábito de leer, tendrá menos complicaciones a la hora de estudiar una vez que inicie el año escolar. Una manera de favorecerla es pedirle que dibuje a los protagonistas de la historia que está leyendo y algunos pasajes; esto le ayudará a retener mejor la información.

5. Les enseña a reflexionar.

Mientras se lee, un recurso valioso es ‘salirse de las líneas’ y crear nuevos desenlaces o personajes. Esto es de gran ayuda para los niños, pues les sirve para desarrollar su comprensión lectora y su capacidad de reflexión. Entender las situaciones y trabajar nuevas historias a partir de ellas, también es una excelente forma de enseñarles a decidir. Por ello, es necesario que los padres los acompañen y respeten lo que ellos van eligiendo, pues así reforzarán rasgos que definirán su personalidad en el futuro.

TE SUGERIMOS LEER