*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Cuáles son los beneficios de consumir alimentos fermentados?

Te brindamos algunos de sus beneficios que te animarán a consumir estos alimentos ricos en vitaminas y minerales.

Los alimentos fermentados son ricos en vitaminas como, por ejemplo, B12, B1 y B2.

La mayoría de peruanos conoce sobre la fermentación por la cerveza, bebida fermentada de consumo masivo; sin embargo, esta bebida no es lo único que se fermenta en el Perú o el mundo. Específicamente, la fermentación es un proceso en el que un alimento se transforma y cambia sus propiedades físicas, debido a la acción de ciertas bacterias y levaduras presentes de forma natural o añadidas.

Desde hace algunos años, los alimentos fermentados (chucrut, kéfir, kimchi entre otros) vienen siendo tendencia en el sector nutrición, debido a los múltiples beneficios que brindan su ingesta en el cuerpo humano. Así, hay otros que vienen masificándose en países de Europa como España, cuyos ciudadanos han sucumbido ante la kombucha, bebida obtenida a base del té endulzado fermentado.

Teniendo eso en cuenta, Paloma Duarte, CEO de Misha Rastrera, te brinda algunos de sus beneficios que te animarán a consumir estos alimentos ricos en vitaminas y minerales.

Mejora tu digestión

En nuestro tracto digestivo existen algunas bacterias y levaduras que se encargan de procesar los alimentos: biota intestinal. Así, durante la fermentación, se generan probióticos y prebióticos que ayudan al proceso de digestión. Entonces, al ingerir estos alimentos fermentados, sumas más de estos microorganismos, permitiéndote una mayor absorción de los nutrientes y protegiendo tu sistema digestivo. No olvidemos que existen muy pocas alternativas de obtención de probióticos en la alimentación moderna caracterizada por su alto consumo de alimentos ultraprocesados.

Ayuda al funcionamiento del sistema nervioso

Los alimentos fermentados son ricos en vitaminas como, por ejemplo, B12, B1 y B2. Estas son importantes para un buen funcionamiento del sistema nervioso. Específicamente, estas vitaminas intervienen en el proceso de aprendizaje y la memoria, convirtiéndolas en imprescindibles en etapas de crecimiento.

Protege tus huesos  

Los fermentos también son ricos en minerales: calcio, magnesio, fósforo, potasio, entre otros. Estos son indispensables para un buen funcionamiento del cuerpo como, por ejemplo, formación y protección de tus huesos, producción de hormonas y regulación del ritmo cardiaco. Por ejemplo, el calcio y el magnesio intervienen en la protección y formación de huesos; potasio, en la comunicación entre los nervios y los músculos.