*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Día de la Madre: mitos y verdades sobre hacer ejercicios después del parto

¿Qué puede o no debe hacer la mamá tras dar a luz? Pese a que existen diferentes recomendaciones, otras carecen de fundamentos.

Pese a que existen diferentes recomendaciones, otras carecen de fundamentos.

Después del parto, uno de los problemas que existe, es que todo el mundo empieza a bombardear a la nueva madre con una serie de creencias y consejos de lo que debe o no debe hacer, tanto en relación con el nuevo bebé como en lo que concierne a su cuerpo, alimentación y bienestar físico.

Uno de los temas de conversación más popular es sobre el ejercicio y la actividad física que se debe realizar para “recuperar la figura” en corto tiempo. Pese a que existen diferentes recomendaciones, otras carecen de fundamentos. Por ello, entrenadores de Bodytech Perú han desarrollado un listado de mitos y verdades sobre este tema.

1.      Hay que esperar seis semanas

Es verdad, aunque como ocurre en la mayoría de los casos relacionados con el ser humano y los ejercicios puede depender de las características de cada persona.

La recomendación, es que la mujer espere entre cuatro a seis semanas antes de volver a hacer actividad física y el tiempo de ejercicio, dependerá si es un parto natural o cesárea, pero en cualquiera de los dos casos se pueden hacer rutinas con muy baja intensidad dirigidas a fortalecer el suelo pélvico a los días de haber dado a luz.

2.      Hay que hacer muchísimos abdominales

Falso. En este punto la condicionante es qué tan activa estuvo la mujer durante el embarazo y aunque no se logre tener el mismo cuerpo luego de dar a luz, la solución es pasar por un proceso adecuado de recuperación.

El cuerpo debe primero asumir una nueva estructura y todos los órganos deben reacomodarse, por eso lo mejor es primero salir andar y luego combinar ejercicios entre pilates e hipopresivos.

3.      Es peligroso por la falta de sueño

Falso. Al hacer ejercicio se activa el metabolismo, se tiene más vitalidad y lo más importante es que ayuda a contrarrestar la depresión postparto que suelen sufrir algunas madres.

Al hacer ejercicio el cuerpo descansa. Vas quitando tensión, sobre todo en la zona lumbar que es una de las más afectadas, y se conseguirá un nivel de relajación que permitirá establecer un mejor patrón de sueño.

4.      Afecta la lactancia

Falso. No tiene nada que ver con el ejercicio, pero en lo que hay que tener cuidado es en la alimentación, ya que al hacer ejercicio será necesario compensar lo que el cuerpo requiere para el esfuerzo físico y lo que el bebé necesita para su alimentación.

5.      Cambian tus pies

Más que los pies lo que cambia es la pisada, aunque es verdad que durante el embarazo puede ser que experimenten un cierto tipo de hinchazón.

Lo que se debe hacer es consultar con un podólogo para conocer el nuevo tipo de pisada y escoger el tipo de calzado que se acomode mejor a su nueva característica.

6.      Mi cuerpo nunca volverá a ser el mismo

Sí se podría lograr, pero cuesta mucho, en especial cuando la mujer tiene otras distracciones como el nuevo bebé y el trabajo.
La clave está en haber estado activa antes, durante y después del embarazo.