*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Duelo en el trabajo: ¿Qué hacer cuando un compañero pierde a un familiar?

Para lidiar con esta situación, acá te explicamos cómo demostrarle a esa persona tu apoyo sincero en el trabajo.

¿Cómo manejar el duelo de un compañero de trabajo?

 La partida de un ser querido es siempre un tema muy penoso y difícil de sobrellevar. Hablar de ello no es nada fácil y cuando sucede con un compañero de trabajo, muchos no encuentran las palabras adecuadas para tratar de reconfortar su regreso y a veces, sin quererlo, en lugar de demostrarle interés, terminan ahondando más su dolor.

Para lidiar con esta situación, demostrarle a esa persona nuestro apoyo sincero y tratar de que su pérdida sea más llevadera en la oficina, los expertos del Camposanto Parque del Recuerdo recomiendan lo siguiente:

1.   Dígale cuánto lo siente.

Si no puede hablar con su compañero de trabajo apenas se enteró de la noticia, trate de contactarlo luego, pero sea consciente de que podría ser testigo de emociones muy extremas. Su compañero podría sentir tristeza, conmoción, algo de ira, culpa e incluso alivio de que el sufrimiento de su ser querido haya terminado.

2.  Permítale expresar su duelo a su manera.

No le diga cómo debería o no sentirse. Respete si quiere algo de privacidad. Algunos prefieren mantener los asuntos personales fuera de la oficina, por eso acepte que está haciendo su mejor esfuerzo. De pronto, su compañero puede tener una crisis de llanto, distraerse o volverse irritable y usted debe ser tolerante.

3.   Ofrézcale expresiones sencillas de tristeza.

“Siento saber de tu pérdida”, es una frase apropiada. No cometa el error de pensar que sus palabras deben ser perfectas. “Acabo de escuchar que tu madre murió. No sé qué decir”, es una buena alternativa.

4.   Pida permiso antes de contarles a otros su pérdida.

Su compañero de trabajo tiene todo el derecho de no querer recibir llamadas o visitas. Tenga en cuenta que cada persona se recupera a un ritmo diferente, algunos pueden tardar semanas e incluso meses.

5.    Respete su duelo y apoye sus tareas.

En el Perú, la ley les otorga a los trabajadores del sector público cinco días de licencia en caso de fallecimiento del cónyuge, padres, hijos o hermanos, y hasta ocho días cuando la pérdida se produce en una ciudad distinta o fuera del país. En el sector privado no existe una legislación, pero las empresas conceden estas licencias según su reglamento interno o por acuerdo con los colaboradores. Mientras permanezca ausente, ayúdelo a cubrir sus obligaciones. 

6.   Aconséjele recibir ayuda psicológica si la necesita.

Si nota que la pena ha llevado a su compañero de trabajo a cometer errores o si ve que le consume mucha energía y la empresa dispone de ayuda psicológica, recomiéndele utilizarla. Si no cuentan con ella, ayúdelo a buscar apoyo externo. Los asuntos no resueltos con los seres queridos que parten suelen dejar huellas difíciles de borrar.

7.   Comprenda que su rendimiento podría no ser el mismo.

Si luego de enfrentar una pérdida el trabajador comete errores graves en sus labores, el empleador podría ofrecerle unas pequeñas vacaciones para que se reponga emocionalmente y regrese más tranquilo. Mientras tanto, lo ideal es evitar las críticas y prejuicios, y repartir –de ser posible- algunas de sus tareas entre los compañeros.