*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Maternidad: cuatro desafíos de empleabilidad después de convertirte en madre

El rol de la mujer ha ido cambiando a lo largo de los años, hoy nos encontramos frente a una figura femenina mucho más empoderada y profesional.

|

En la actualidad, el mercado laboral profesional femenino está cobrando cada vez mayor protagonismo en diversos sectores, incluso en aquellos que se creía exclusivo para los varones. Esto nos indica que la mujer puede cumplir grandes metas en el ámbito profesional, aun teniendo que cumplir su rol de mamá.

El rol de madre no nos diferencia del resto de mujeres, nos hace pensar en cómo optimizar el uso de los recursos para poder hacer frente a ambas responsabilidades”, asegura la head hunter Liz Quiroz de Downing Teal Perú. En ese sentido, la experta señala cuatro desafíos de empleabilidad a los que tienen que adaptarse las madres de hoy para seguir conquistando el mercado laboral:

Crecimiento profesional

Las mujeres después de convertirse en madres pasan por un proceso de reinserción laboral, que muchas veces resulta difícil pero no imposible. Para hacer frente a esta situación, deben desarrollar o potenciar competencias como el trabajo en equipo, la capacidad de negociación (con la pareja, con el jefe), el control efectivo del tiempo, la organización, entre otras competencias que son muy valoradas en las empresas.

Conciliar la vida familiar con la laboral

Es necesario el entendimiento de los roles tanto del hombre (productivo) como de la mujer (productivo y reproductivo). En este sentido, la mujer (por decisión personal o de pareja) opta por conciliar ambos roles o dar un peso mayor a alguno de ellos. En caso desee conciliar los roles, la idea es optar por trabajos y empresas donde las políticas organizacionales hagan viable esta conciliación.

Transformación organizacional

Cada vez son más las empresas que se preocupan por desarrollar e implementar políticas que les permitan adaptarse a los cambios del contexto. Por ejemplo, evitar largas jornadas de trabajo, evitar amarrar la productividad al ‘presentismo’, el uso de la tecnología para poder ‘estar’ sin estar físicamente.

Capacitación

Hoy el mercado nos ofrece una diversa gama de opciones tanto presenciales como online, lo que nos permite elegir el mejor momento para hacerlo.

Debemos tener presente que, aunque lo deseemos no podemos ser súper mujeres, súper mamás, súper esposas: No existen los superhéroes, sólo madres con ganas de desarrollarse profesionalmente y con la expectativa de encontrar empresas con políticas claras que faciliten su rápida adecuación y equidad en las oportunidades.


TE SUGERIMOS LEER

SIGUIENTE NOTA
Recomendaciones para los jóvenes que no saben qué carrera profesional estudiar
Actualidad
Recomendaciones para los jóvenes que no saben qué carrera profesional estudiar
07/05/19 - Capital