*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Navidad: índices de estrés aumentan en 30% en esta época

Las fechas de fin de año generan todo tipo de pensamientos y sentimientos, positivos o negativos, generando un desgaste emocional que debemos aprender a sobrellevar.

Las causas más comunes del aumento de sensaciones negativas son los recuerdos por los seres queridos que ya no están presentes o que se encuentran lejos.

Los índices de estrés, ansiedad y depresión aumentan en un 30% en Navidad, debido a que sentimos que no hemos cumplido lo que planeábamos hacer durante el año, aseguró Edén Castañeda Valdivia, docente de la carrera de Psicología de la Universidad Privada del Norte (UPN).

“Las fechas de fin de año generan todo tipo de pensamientos y sentimientos, positivos o negativos, generando un desgaste emocional que debemos aprender a sobrellevar para evitar problemas en nuestra salud”, señaló.

El estrés puede manifestarse por la presión de no culminar gestiones laborales, antes de fin de año. Según Castañeda, generalmente tenemos fechas límite para terminar pendientes y/o cerrar nuestras metas anuales, por lo que los niveles de presión suelen aumentar.

“Nuestro deber, desde UPN, como especialistas de la salud, es guiar a los jóvenes a manejar las situación de estrés a los que se encuentran sometidos, con el objetivo de evitar daños mayores. Recordemos que la depresión es una de las mayores causas de suicidio en jóvenes, siendo más vulnerables durante estas fechas”, explicó.

Agregó que otra de las causas más comunes del aumento de sensaciones negativas son los recuerdos por los seres queridos que ya no están presentes o que se encuentran lejos. “Tener personas que fallecieron o que viven en otras ciudades, es un factor que repercute en nuestro estado de ánimo. Lo más recomendable es pensar en positivo para enfrentarnos con seguridad al exceso de emociones durante estas fechas”.

Por otro lado, indicó que la tensión por las compras navideñas y las deudas que asumimos en regalos para nuestros seres queridos también aumentan los índices de ansiedad , estrés o depresión.

“Recomendamos planificar metas para el siguiente año, que estén a nuestro alcance y ser optimistas con el fin del 2019. Todo cambio es bueno y debemos reconocerlo. La salud mental se debe tratar al igual que otra especialidad médica, por lo que sí conocemos a alguien que tiene índices de depresión, estrés o ansiedad, que no puedan ser controlados, debemos buscar ayuda a profesionales de la salud”, finalizó.  

TE SUGERIMOS LEER