*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Sabes por qué es muy importante redactar un testamento?

Evita conflictos familiares por la posesión de bienes, resguardando el patrimonio familiar y personal de terceros.

No es obligatorio redactar y otorgar un testamento, pero es muy aconsejable porque aporta seguridad jurídica al testador, se evita futuros problemas a los herederos,.

El testamento es el documento por el cual una persona, de forma voluntaria, reparte para después de su muerte todos sus bienes o parte de ellos, bien a título de herencia o de legado a su pareja, familia o a todo aquel que disponga de acuerdo a ley. Hacer un testamento no implica fijar una voluntad de manera inamovible, puede ser revocable y se puede modificar tantas veces como se quiera. El que vale siempre es el último, porque siempre redactar un nuevo testamento (de forma legal) hace que todos los anteriores que se hayan hecho queden de forma automática revocados y sin efecto.
 
No es obligatorio redactar y otorgar un testamento, pero es muy aconsejable porque aporta seguridad jurídica al testador, se evita futuros problemas a los herederos,  además de ser un trámite sencillo. A continuación los expertos del Camposanto Parque del Recuerdo nos brindan una serie de razones para realizar uno:
 
●    Protege a los seres queridos o a las personas que quieras asegurando su bienestar financiero a futuro.
 
●    Evita conflictos familiares por la posesión de bienes, resguardando el patrimonio familiar y personal de terceros.
 
●    Si se tiene hijos menores de 18 años se puede designar a un tutor legal hasta que cumplan la mayoría de edad en caso el padre / madre no esté presente para hacer uso o heredar el patrimonio.
 
●    Se podrá detallar cualquier información necesaria para los beneficiarios: Por ejemplo, los detalles de un negocio.
 
●    Si no hace un testamento, todos los bienes del fallecido serán distribuidos de acuerdo a ley y bajo solicitud de Sucesión Intestada.

Tipos de testamentos en Perú                                   

En el Perú, según el Código Civil pueden ser:


1.    Testamentos ordinarios:
●    El testamento otorgado por escritura pública. El testador deberá expresar su voluntad por sí mismo, dictando su testamento al notario o dándole personalmente por escrito las disposiciones de lo que debe contener.
 
●    El testamento cerrado. Deberá estar firmado en cada una de sus páginas por el testador y colocado debidamente en un sobre cerrado a fin de que éste no pueda ser extraído sin que se rompa o se altere la cubierta y deberá ser entregado al notario, ante dos testigos hábiles.
 
●    El testamento ológrafo. Deberá ser escrito, fechado y firmado por el propio testador. Sólo podrá tener efecto si es protocolizado, siempre que exista previa comprobación judicial en el plazo de un año que será contado desde la muerte del testador.
 
 2. Testamentos especiales. Son los permitidos en circunstancias previstas en el Código Civil del Perú.
●    El testamento militar. Los pueden otorgar los miembros de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas Policiales, en situaciones de guerra, estén dentro o fuera del país.
 
●    El testamento marítimo. Lo otorgan tanto los jueces, oficiales, tripulantes y cualquier otra persona que se encuentre en un buque de guerra peruano como pasajeros.
 
3.  Testamentos otorgados en el extranjero. Los peruanos que se encuentren en el extranjero pueden otorgar testamento ante el Consulado ya sea por escritura pública o como testamento cerrado.
 
Una vez que esté constituido el testamento el notario dejará un parte simplificado, resumido, a los Registros Públicos donde constará el nombre del testador, testigos, fojas y fecha. El resto de información (de la herencia detallada en sí) no se mostrará en dicho parte. Es así que la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (SUNARP) calificará y guardará el parte con absoluta confidencialidad

TE SUGERIMOS LEER