*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Sepa cómo disminuir el riesgo de desarrollar estrías

No hay remedios infalibles, pero mantener la piel hidratada es fundamental.
Morguefile

Las estrías son lesiones en la piel que frecuentemente afectan a las mujeres embarazadas; sin embargo, las mujeres no son las únicas que pueden verse afectadas sino también aquellas personas que tienen una mala alimentación o realizan continuos ejercicios para aumentar la musculatura.

Este problema es el resultado del quiebre o rotura de las fibras elásticas de la piel, por excesivo estiramiento de las mismas. Se manifiestan con marcas de color rosa, luego rojizo y finalmente blanco.

¿Se puede prevenir?

No hay remedios infalibles, pero mantener la piel hidratada es fundamental. Estudios realizados no llegan a demostrar que cualquiera de los numerosos productos antiestrías sea mejor que cualquier crema hidratante.

Durante la gestación, la aparición de las estrías depende en gran medida de la rapidez con la que aumente el volumen del abdomen de la embarazada, aunque también son claves otros factores, como el tipo de piel de cada mujer.

Lo ideal para prevenir su aparición es hidratar adecuadamente la zona al menos a partir del tercer mes de embarazo, cuando empiezan a hacerse palpables los cambios físicos que se producen durante la gestación.

Además, consumir alimentos ricos en zinc, como  las nueces, carnes, mariscos, frijoles, granos enteros, pescado y aquellos que contengan vitaminas A, C y D, como las zanahorias, los cítricos y la leche. No olvidarse de beber suficiente agua.